Escritura vs pronunciación · Las dificultades de la ortografía alemana · mp3

¿El alemán se pronuncia como se escribe?

o Las peculiaridades de la ortografía alemana

 

Simplicius Simplicissimus Teütsch · Schelmenroman von Grimmelshausen, Beispiel deutscher Sprache und Schreibweise von 1669A menudo, los estudiantes de alemán tienen dificultades en leer o pronunciar correctamente las palabras que ven escritas.

Esto se debe, a veces, a la inacostumbrada extensión de los sustantivos compuestos: es difícil saber dónde hacer las separaciones lógicas si uno no (re-)conoce aun los distintos componentes.

Si soy principiante und veo la p.ej. la palabra «Halsschmerzen» … (dolores de garganta)  seguro que me dan dolores de cabeza (Kopfschmerzen) al preguntarme: ¿¿¿¿cómo llego a pronunciar 6 consonantes seguidas?????!!!!!

Una vez que sé que la palabra se compone de  «Hals» y «Schmerzen» mejora un poco el asunto.
Pero sigo sin solucionar el problema de la acumulación de consonantes en «schm» .

 

Combinaciones características de letras en alemán

«sch» = [∫]

Para pronunciar «schm» correctamente, es útil saber que la  combinación de letras  «sch»  representa un único sonido, en concreto el fonema [ ʃ ]: schön, schnell, waschen, schreiben, Haschisch, Schmerzen …
A la hora de deletrear, dicho sea de paso, las tres letras se pronuncian unidas: se dice  
«estsehá» en vez de  «es … tsee … haa»

 

Lo mismo vale para la  combinación de letras «ch»: también ella representa un solo fonema, [x], con la particularidad de que puede equivaler a un sonido suave [ç] o duro [χ], según el fonema que lo precede.
( [ç] y [χ] son alófonos, es decir: dos versiones de un mismo fonema; si los intercambiamos suena un poco raro pero no cambia el significado de la palabra)

 

«ch» = [χ] tras las vocales oscuras a, o, u

Después de una vocal gutural como a, o y u -vocales que se forman en la garganta-,   «ch»  suena ‘rasposo’, igual que la jota española: nach, Sprache, lachen, gesprochen, kochen, Woche, Kuchen, Buch, sucht, …

 

«ch» = [ç] tras vocales claras («e», «ä», «i», «ü», «ö», «y») y consonantes

Tras todas las demás vocales (formadas en la parte anterior de la boca:  e, ä, i, ü , ö) y después de cualquier consonante, «ch» se pronuncia de forma ‘suave’ [ç]: como en  ich, spricht, sprechen, rechnen, möchte, chentlich, che, Bücher, Psychologie, Kirche, horchen, solche, manchmal, Mädchen, Härchen, bisschen, Häuschen, Wörtchen, Würstchen, Hündchen,…

 

¡Cuidado! La combinación «chs» suele ser otra cosa: normalmente se pronuncia como [ks], a no ser que la «s» tenga algún significado gramatical.
Se suele decir [ks], cuando la «s»  no tiene ninguna función gramatical:  wechseln, drechseln, wachsen, Achse, Büchse…   o cuando está función gramatical ya no salta a la vista: der Nächste,  am höchsten, …
Pero cuando la «s» forma parte de un morfema (= unidad gramatical con un significado específico) o inicia una nueva palabra/sílaba,  los sonidos [ç] o [χ] se pronuncian separadamente de la «s»: se dice entonces  [ç s] o [χ s]: du sprichst, du riechst, wachsam, du lachst, Schachspiel, buchstabieren, nachschlagen …

 

Un TRUCO: siempre que ves una palabra con «c» hay dos opciones
– o bien la letra forma parte de una de las mencionadas combinaciones ortográficas  para representar los sonidos [ ʃ ], [ç] o [χ]).
– o bien se trata de un vocablo de un idioma extranjero. En este caso, la pronunciación de la «c» varía, según el origen, entre [ts], [k], [s] o [t ʃ ] .

 

Simplicissimus Teütsch · Schelmenroman von Grimmelshausen, Beispiel deutscher Sprache und Schreibweise von 1669¿Cuál es el origen de estas combinaciones extrañas?

Cuando empezaron a redactarse textos en alemán (en vez de usar la lengua latina) los escribientes siguieron utilizando, como es natural, el alfabeto latino: desafortunadamente, el alemán posee sonidos para los cuales no existen letras latinas. Así que se echó mano de conjuntos de letras como «sch» o «ch», combinaciones que ahora incomodan a los estudiantes DaF ya que en un principio se creen que todas estas letras deben pronunciarse por separado.

Pero las convenciones curiosas de la ortografía alemana no se limitan a lo ya explicado.

 

 

Vocales largas, cerradas y cortas, abiertas

El alemán es un idioma con vocales largas y vocales cortas. A veces ocurre que dos expresiones, pudiendo aparecer en el mismo contexto,  solo se distinguen por la brevedad o longitud de la vocal tónica: die Höhle – die Hölle, ich mag – ich mach’, ein Herr – ein Heer, ihre Ideen – irre Ideen, stellen – stehlen, sie lasen – sie lassen, …

 

En los siglos pasados, cuando aun no existía una ortografía oficial, diversos escribientes creativos idearon formas de representar gráficamente la cantidad de una vocal.
Algunas de aquellas grafías tuvieron buena acogida y llegarían a conformar las peculiaridades ortográficas alemanas.
El sistema que se forjó de esta manera es, desafortunadamente, poco homogéneo: hoy en día, no todas las vocales tónicas están señaladas de forma inequívoca, y además existen demasiadas opciones gráficas para diferenciar las vocales alargadas de las breves.

 

¿Cómo marcar la cantidad de una vocal?

La solución que finalmente se impuso es inteligente al máximo: consistía (y sigue consistiendo) en señalar la cantidad de la vocal mediante una combinación de letras DESPUÉS DE LA VOCAL en cuestión…  Ni  siquiera la reciente reforma ortográfica ha osado atacar el asunto.

 

Marcas para las vocales breves

Una consonante duplicada  después de una vocal señala que esa vocal  anterior  es  breve.
Las siguientes combinaciones se consideran consonantes duplicadas:
«bb», «dd», «dt», «ff», «gg», «ck», «ll», «mm», «nn», «pp», «rr», «ss», «tt», «tz»
¡¡¡ATENCIÓN!!! No hay que pronunciar dos consonantes: la consonante solo se oye UNA VEZ.  Se trata simplemente de una convención gráfica para caracterizar la vocal anterior como corta (y, cuando la vocal lo admite, abierta):
die Krabbe, buddeln, die Stadt, hoffen, der Affe, joggen, der Zucker, zurück, voll, wollen, kommen, können, der Mann, die Gruppe, der Schuppen, das Wasser, hassen, die Ratte, die Mutter, der Platz, sitzen, …

El hecho de abreviar las vocales «e», «o» y «ö»  provoca que se pronuncien abiertas: «e» > [ε], «o» > [ɔ], «ö» > [œ].

 

Marcas para las vocales alargadas

Para señalar las vocales largas existen diversas opciones:

– Una  vocal doble indica que debemos alargar el sonido:
Esto lo vemos en las combinaciones  «aa», «ee» und «oo». («u», «i», «y», «ä», «ö» y «ü» no existen como vocales dobles.)
das Haar, der Saal, die Waage, der See, die Beere, leeren, das Moor, das Moos, …

– Una   «h» muda después de una vocal también indica que esa vocal es larga.
En este caso, la «h» no es más que una ayuda gráfica, no se pronuncia ni se oye; su única función es la de ‘alargar’ la vocal.
er nahm, die Zahl, zählen, er nähme, das Mehl, lehren, der Verkehr, ihr, ihnen, das Rohr, die Kohle, der Köhler, die Möhre, der Schuh, die Kuh, sie fuhren, kühlen, die Mühle, rühren, …

– Hay dos opciones profusamente usadas para ‘alargar’ una «i» :
se escribe «ie» o incluso «ieh».  ¡¡¡CUIDADO!!!! No se oyen ni la «e» ni la «h»!
die Liebe, sie, sieben, der Diesel, das Bier, vier, wie, viel, du siehst, er stiehlt, das Vieh, studieren, passieren, …

Las vocales largas solo se dan en sílabas tónicas, es decir, en la sílaba que lleva el acento de la palabra. El hecho de alargar las vocales  «e», «o» y «ö»  provoca que esas se pronuncien cerradas: «e» > [e:], «o» > [o:], «ö» > [ø:].

 

La letra ‘Eszett’ «ß»

Otro truco para marcar una vocal como larga es  la letra «ß».
¡¡¡NO, SOCORRO!!! ¡No es una «B»!
La «ß», una letra exclusivamente alemana, se llama [es tset] y no es más que el sonido [s], una ‘s’ normal, sorda, sibilante como la española.
Lleva mucho tiempo existiendo pero en la reforma ortográfica de 1996/2005, su uso se sistematizó inteligentemente.

El alemán conoce, al igual que el francés, dos tipos de «s» (el sonido sordo [s], llamado también «scharfes s», y el sonoro [z]) que en algunas ocasiones cambian el significado de un enunciado.  Para evitar malentendidos, el fonema [s] sordo tras una vocal larga se representa con la letra «ß»: wir reißen – wir reisen, die weiße Frau – die weise Frau, die Muße – die Muse, die Bußen – die Busen, sie fraßen – die Phrasen, sie ließen – sie leasen,
En todos los ejemplos se trata de palabras con una vocal larga antes de la «s»: la letra «ß» sirve para distinguir, en un texto escrito, la [s] sorda de la [z] sonora cuando la vocal precedente es alargada. (Por cierto, la «ß» solo existe como minúscula.)
Solo se usa después de una vocal larga o un diptongo:
die Straße, die Füße, der Fußball, grüßen, heißen, draußen, …

 

 

Diptongos curiosos

Los estudiantes DaF, ya en su primera clase de alemán (Deutschstunde), deben lidiar con dos grafías (zwei Schreibweisen) irritantes que se encuentran con extrema frecuencia (äußerst häufig): las formas de escribir los sonidos [ai] y [oi] .

 

Las combinaciones «eu» y «äu» por [oi]

Cuesta cierto esfuerzo acostumbrarse a que «eu» y «äu» deben pronunciarse [oi];  pero tras un corto entrenamiento intensivo seremos capaces de decir [oiro] para referirnos a «Euro», y «d[oi]tsch»  en vez de «d[e][u]tsch», para conseguir que los alemanes nos entiendan.
Euro, deutsch, Europa, neue Häuser

 

 

La combinación «ei» (también «ey» o «ay») para el diptongo [ai]

Por si fuera poco, nuestras neuronas deben luchar para asimilar la grafía del sonido [ai], sonido que los alemanes prefieren representar como  «ei» .
Con lo fácil que sería escribir  [ai] y [oi] tal como se pronuncia!

Así podría escribirse:
«*Aber aine so tiefgraifende Ernoierung der doitschen Schraibwaise wird man auch bai der nächsten Rechtschraibreform wahrschainlich vermaiden, wail kainem Doitschen das hierbai resultierende Schriftbild sainer Sprache Froide beraiten würde…*»

Así se escribe ortográficamente correcto:
Aber eine
so tiefgreifende Erneuerung der deutschen Schreibweise wird man auch bei der nächsten Rechtschreibreform wahrscheinlich vermeiden, weil keinem Deutschen das hierbei resultierende Schriftbild seiner Sprache Freude bereiten würde…

Traducción: Pero es de suponer que a la hora de emprender la próxima reforma ortográfica se esquive igualmente una renovación tan profunda de la grafía alemana, ya que a ningún alemán le gustará el aspecto de los textos resultantes…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.