Enseñar

¡Hola, profesores* de alemán!  Hallo Deutschlehrer*!

En Deutsch am Strand encontráis materiales didácticos de reflejArte.es para la enseñanza DaF – Alemán como lengua extranjera: canciones – populares y otras- didactizadas, con audios y material gráfico, juegos para la clase de alemán,explicaciones, reflexiones, ejercicios y mucho más, en especial para las edades de preescolar y juvenil

Podéis usar los materiales libremente para vuestras clases, descargarlos y hacer copias (se ruega incluir la referencia a reflejarte.es/DeutschamStrand/).
No se permite el uso comercial de nuestros contenidos ni su publicación en otras páginas web sin la expresa autorización escrita de reflejarte.es.

Espero que os sirva. Marie Wohlfeil - Pérez , Deutsch am Strand @ reflejArte.es

Marie

 

*Podéis leer estas denominaciones generales como más os guste: Deutschlehrerinnen und Deutschlehrer, Deutschlehrer und Deutschlehrerinnen, Deutschlehrer/innen, DeutschlehrerInnen, profesor@s, profesorxs …

Opino que las mujeres de hoy no necesitamos que se nos discrimine positivamente ni que se inventen formas lingüísticas ‘políticamente correctas’ para dirigirse a nosotras.
Pienso que ya queda suficientemente demostrado que somos personas con identidad, valor y derecho propios. En eso ayudaron mucho los movimientos feministas, muy necesarios y útiles en la primera mitad del siglo XX.

Pero ya va siendo hora de que dejemos atrás los rencores históricos: emancipémonos del apoyo institucional y trabajemos juntos en favor de una relación equilibrada y constructiva entre los géneros.

Esa buena cooperación entre iguales , no creo que vayamos a conseguirla discriminando y frustrando al género que antes tenía prerrogativas, y aplicando medidas legales compensatorias. A la larga,  resultará contraproducente.

Y visto que las mujeres ya sabemos lo que valemos, podemos dejar de lado las acrobacias lingüísticas cuando nos dirigimos a ambos géneros a la vez: estas fórmulas del lenguaje ya han cumplido con su misión de despertar la conciencia del gran público;   avancemos ahora hacia la igualdad de fondo,  sin rizar el rizo como “portavozas”

Por eso, y para aumentar la legibilidad de los textos, empleamos a menudo las denominaciones (gramaticalmente) masculinas (tanto en plural como en singular), entendiéndolas como expresiones neutras:  que cada persona (¿¿deberían los hombres sentirse discriminados al aplicarles este sustantivo femenino??), que cada uno lea o pronuncie  el profe, el niño, los alumnos como más le guste en cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *